jueves, 6 de agosto de 2009

Comunicado


Tomado de AICA


a Sociedad Argentina de Ética Médica y Biológica (SAEMB) advirtió sobre el grave riesgo sanitario y legal, “rayano con la apología del delito”, que comporta la creación del “teléfono del aborto”, por parte de un grupo de feministas y lesbianas, y reclamó a las autoridades competentes que “actúen de oficio sobre el particular”.

La línea “0800-ABORTO", cuyo número es 15 6664-7070, es impulsado por la fundación holandesa “Woman on Waves” (Mujer sobre las olas), que tiene por intención de “informar y asesorar sobre el uso del medicamento misoprostol” utilizado para esta práctica criminal. La organización también promueve el llamado “barco abortista”.

“Una vez más repudiamos al barco abortista de WOMAN ON WAVES y lo consideramos una práctica genocida que atenta contra los derechos humanos de las personas por nacer”, subraya la SAEMB, en un comunicado.

Asimismo, recuerda que “la píldora RU486 es una droga homicida y feminicida de origen francés, es letal en cualquier momento del embarazo y debe ser administrada y controlado su indicación y uso por médicos”.

Por tal motivo, alerta, este 0800-Aborto “estaría incurriendo en el presunto delito de ejercicio ilegal de la medicina, dado que este fármaco no tiene indicación de tratamiento durante el embarazo normal, porque no es curativa sino que es abortiva con severas complicaciones probables. Lo mismo téngase presente para la droga misoprostol, nombre comercial más conocido oxaprost”.

La SAEMB recuerda además que la Academia Nacional de Medicina se pronunció oportunamente en cuanto a que "la vida humana comienza con la fecundación, esto es un hecho científico con demostración experimental; no se trata de un argumento metafísico o de una hipótesis teológica. En el momento de la fecundación, la unión del pronúcleo femenino y masculino dan lugar a un nuevo ser con su individualidad cromosómica y con la carga genética de sus progenitores. Si no se interrumpe su evolución, llegará al nacimiento".

El comunicado denuncia además que "se utiliza para promover el aborto legal la mayor morbimortalidad materna del aborto clandestino".

Tras puntualizar que "si bien la morbimortalidad materna es mayor en estos últimos, no es exclusivo de ellos, pues el daño también es inherente al procedimiento mismo por la interrupción intempestiva y artificial del embarazo", sostiene que existe "experiencia mundial en que la legislación del aborto no termina con el clandestino, pues es un procedimiento que se prefiere ocultar”.

La SAEMB insiste en advertir que “la disminución de muertes maternas esperada con la legalización se acompañará de mayor número de abortos, es decir mayor número de muertes fetales".

Para volver a El Cruzamante haga click sobre la imagen del caballero